Cuidados POST PERFORACIÓN

La óptima curación de tu piercing.

Un proceso lento e importante.

Gracias por elegirnos y confiar en nosotros para tu nuevo piercing. Recuerda que te acompañamos durante el proceso de curación, con revisiones y consejos gratuitos a lo largo del proceso.

A continuación te dejamos algunos consejos y sugerencias para que la curación de tu piercing sea óptima.

Mantente saludable.

Una perforación, al ser una herida, tendrá a nuestro cuerpo alerta. Mantén una rutina saludable, duerme lo suficiente y evita el estrés emocional.
Puedes seguir realizando deporte, pero ten en cuenta tu nueva perforación y fíjate en como responde a tus rutinas, quizás convenga limitar ciertas actividades en los inicios de la curación.
Asegúrate de lavar y cambiar la ropa de cama con regularidad, para evitar contaminar la perforación y posibles infecciones.

Cuidado de la joyería

Las piezas siempre son revisadas cuando las recibimos y antes de colocarlas. Las joyas de perforación son delicadas y están diseñadas para que el usuario pueda quitarlas, por lo que pueden aflojarse o soltarse durante la manipulación o la limpieza.

Debes comprobar y ajustar regularmente los accesorios de tus joyas.
Si la joya se pierde, deberá volver a comprar una pieza de repuesto.

Debes evitar

Evita tocar el piercing sin haberte lavado las manos primero, es una de las principales causas de infección. Evita usar productos de cuidado y limpieza no recomendados por nosotros.
 

Evita el exceso de humedad y limpieza, esto retrasará la curación e irritará la zona.
No toques, muevas ni gires la joya.

Evita golpes, rozaduras con la ropa, doblar o manipular la zona y la limpieza enérgica del piercing. Estas acciones pueden causar la formación de tejido cicatizal desagradable e incómodo ( granuloma ), migraciones de la joya, curación prolongada y otras complicaciones.
 

Arrancar las costras que se formen en los puntos de salida de la perforación, ya que puede causar una infección importante.

No permitir que la crema, maquillaje, perfume, desodorante o productos para el cabello entren en contacto con el PIERCING.
 
La perforación puede sufrir altibajos durante el periodo de curación, dando algunos pasos atrás cuando parece estar sanada, debes ser paciente y seguir limpiándolo.

 

La secreción de líquido blanquecino/amarillento que contenga plasma, linfa y células muertas y que forme una costra en la abertura de la perforación es normal, no es infección, indica que hay un proceso de curación.
 
Un piercing es un elemento extraño en la piel y la reacción natural del cuerpo es rechazarlo, con una buena aplicación y los cuidados adecuados esto no ocurrirá en la mayoría de los casos.
 

No dormir y apoyarte por el lado de la perforación, al menos los primeros 3 meses.
Evitar sumergir la perforación en playa, piscina, jacuzzi o cualquier lugar público al menos durante 2-3 semanas, recuerda que una perforación es una herida.

Limpieza y cuidados

No cristalmina, betadine, alcohol, agua oxigenada – todo este tipo de productos son irritantes y no favorecen la curación inicial de una perforación. 

Aplicar el suero directamente en la perforación y en una gasa o bastoncillo para limpiar suavemente la zona. La joya no hay que moverla, tocarla o darle vueltas, con esto lo que hacemos es dañar la perforación, rompiendo el frágil tejido nuevo que se está formando dentro de la herida y prolongará la cicatrización.

Un par de minutos debería ser suficiente para ablandar las costras y poder retirarlas con cuidado. Recuerda limpiar bien ambos orificios y la joya, ya que el cúmulo de costras pueden crear bacterias y posible contaminación de la zona.
Enjuaga abundantemente en la ducha par evitar dejar restos de champú, jabón y suciedad.

Limpia tu perforación 2-3 veces al día durante 2 semanas y después continúa 1-2 veces al día durante todo el proceso de curación. Sin embargo, como se explica en la sección Cuidado de las joyas, los accesorios ROSCADOS deben verificarse para ver si están ajustados durante cada limpieza y como mínimo a diario.

Hay algunas cosas a las que debes comprometerte para reducir los riesgos de infección e irritación y garantizar un proceso de curación sin problemas.
Inicialmente, puede aparecer algo de sangrado (¡especialmente si lo golpea!), hinchazón localizada, sensibilidad o hematomas.

Solo se debe usar en su piercing suero fisiológico, solución salina estéril al 0.9%, sin aditivos (lee la etiqueta).
El nuevo Piercing es una herida profunda y abierta con un objeto extraño dentro.
Por favor, trátalo como tal, porque tocarlo con las manos sucias causará hinchazón y posiblemente una infección.
La perforación drenará líquidos saludables ( plasma ) al principio. Si se dejan secar, se forman costras, que serán ásperas, a veces puntiagudas y pueden albergar bacterias.
Es importante remojar esas costras con la solución salina, ablandarlas, retirarlas suavemente y luego SECAR LA ZONA con gasa o bastoncillo.
Si no lo hacemos, los fluidos saludables no tendrán dónde drenar y formarán protuberancias de fluidos en las heridas de salida, que si no se tratan durante mucho tiempo podrían convertirse en queloides.
Asegúrate de que todos los movimientos de limpieza con un bastoncillo de algodón sean en el sentido de las agujas del reloj y, antes de terminar de limpiar, sujete bien la parte posterior del disco y gire el frente en el sentido de las agujas del reloj.

Si la parte posterior del disco gira junto con la parte delantera, significa que la parte delantera está apretada.
Le recomendamos que no intente quitarse o reemplazarse las joyas usted mismo durante al menos 6 meses.
Una perforación puede parecer curada antes de que se complete el proceso de curación.
Esto se debe a que el tejido se cura de afuera hacia adentro y, aunque se vea bien, el interior permanece frágil.
Se paciente y sigue limpiándolo durante todo el período de curación.
¡Incluso los piercings curados pueden encogerse o cerrarse en minutos después de haber estado allí durante años! Esto varia de persona a persona; si te gusta tu piercing, usa una joya de calidad.
Incluso después de que la perforación haya sanado, será necesario limpiarla, como mínimo siguiendo los consejos de ducha a continuación.

Ear y cartígalo piercing

Recuerda NO DORMIR NI APOYARTE SOBRE LA PERFORACION, puedes usar una almohada de viaje para evitar la presión y que la oreja no apoye. Nunca duermas con el cabello mojado.
Recuerda que es muy probable que tu piercing se hinche, por eso te hemos puesto una joya con una barra más larga o un diámetro más ancho para dejar espacio para la hinchazón.
Si la joya cuelga muy por delante del piercing y es una pieza pesada, el apalancamiento hará que se mueva hacia abajo, torciendo el nuevo piercing.
Si en algún momento tus joyas se sienten ajustadas, parece que son demasiado cortas o no tienen espacio adicional para hincharse, comunícate con nosotros y visítanos de inmediato para evitar que las joyas se incrusten.
Después de unas 6-8 semanas deberías notar que la hinchazón es considerablemente menor, es muy importante que pidas cita con nosotros para un chequeo.
En ese momento, si la perforación está lista, reemplazaremos la barra por una más corta y ajustada.
El servicio de reducción de tamaño de la barra y los chequeos están incluidos en la tarifa de perforación inicial.
Descuidar la reducción del tamaño de barra de tu piercing puede dar como resultado, la cicatrización de la perforación en un ángulo torcido.
Mantenga la limpieza de teléfonos, audífonos, gafas, cascos, sombreros y cualquier cosa que entre en contacto con el área perforada.
Ten cuidado al peinar tu cabello y avisa a tu estilista/peluquera sobre un piercing nuevo o en proceso de curación.

Navel piercing y nipple piercing.

En caso necesario, para el navel piercing puedes usar un parche ocular rígido y ventilado ( de venta en farmacias ) para proteger la zona cuando uses ropa ajustada como medias o pantys.

Para el nipple puedes usar para dormir una camiseta o sostén deportivo de algodón para ayudar a proteger la zona y que te sientas más cómoda.

¡Qué bien verte de vuelta!

Haz login para continuar

10%

de descuento

en tu primera compra, al suscribirte a nuestro newsletter.

Información básica de protección de datos. Responsable: Ruth Torres Lezcano Finalidad: Atender, gestionar y contestar sus consultas y solicitudes. Derechos: Puede ejercitar su derecho de acceso, rectificación, supresión y otros, tal como aparece en la información ampliada que puede conocer visitando nuestra política de privacidad.

Stay Informed! Monthly Tips and Discount.